Día Internacional de la Mujer

Compañeras trabajadoras afiliadas al SINDET-SEDATU, es un honor dirigirme a ustedes, tantas mujeres increíbles y triunfadoras, primeramente permítanme recordar la memoria de las mujeres que hoy, tristemente, ya no están con nosotras por consecuencia de la enfermedad provocada por el virus Sars Cov-2 (Covid 19), también quiero dar mi reconocimiento para las mujeres trabajadoras del área de salud, destacar su labor en la primera línea de lucha en la actual emergencia sanitaria, mi reconocimiento también es para mis compañeras quienes han continuado haciendo su trabajo desde casa, y para todas las madres que han procurado la educación de sus hijos durante el periodo de cuarentena, pero este día también es para reconocer el esfuerzo invaluable de las mujeres que perdieron su trabajo durante la crisis, y aún así han logrado salir adelante y sacar adelante a sus familias.

Nuestra organización sindical se destaca no sólo por ser la única de nuestro sector dirigida por una mujer, sino también por ser la única en cuyo origen fue fundada mayoritariamente por mujeres, y que desde entonces se ha destacado por mantener una participación igualitaria entre mujeres y hombres, logrando así el equilibrio de género en los cargos que conforman el Comité Ejecutivo Nacional, logramos y demostramos que con incansable perseverancia todo puede cambiar, y esto importa, es importante para la calidad de nuestra toma de decisión y acción como representantes, porque una organización con equilibrio de género es una organización mejor, no solo para las mujeres, sino para todos.

Es posible que muchas de ustedes, durante su trayectoria laboral hayan luchado contra todo tipo de estereotipos dentro de sus áreas de trabajo, pero así es como las mujeres respondemos a los estereotipos; siguiendo nuestro camino, mostrando liderazgo y sobresaliendo en nuestro campo de trabajo, y hoy más que nunca el mundo entero puede ver que todos estamos mejor cuando las mujeres obtienen las oportunidades que se merecen, por supuesto, las mujeres están hechas para liderar, y esto sólo se puede lograr si hay más mujeres en el ámbito profesional, pero para lograr esto, necesitamos avanzar en el equilibrio entre la vida laboral y personal, garantizar y respetar los permiso de cuidados maternos para madres trabajadoras, esto es lo que significa empoderamiento, libertad de elegir para todas las mujeres, y de ser su elección ser madres, a la par de su desarrollo laboral, por supuesto que la vida profesional y la maternidad pueden ir juntas, es obvio, pero lamentablemente es un derecho que aún hay que exigirlo.

El Día Internacional de la Mujer es un motivo de orgullo para quienes ya no quieren conformarse con la discriminación, la inseguridad y la injusticia, como mujer y representante de tantas mujeres, mi mayor deseo es que todas las mujeres trabajadoras del sector agrario, logren conquistar el éxito laboral, nuestra prioridad en el SINDET-SEDATU es y seguirá siendo, brindarles la certeza de que sus derechos laborales serán respetados, sobre todo ahora que se encuentran laborando desde casa, es por ello que estamos trabajando; por poner a las mujeres en igualdad de condiciones en todas las áreas de trabajo, por combatir la violencia y el acoso contra de todas las trabajadoras de nuestra sector, y generar un ambiente de trabajo respetuoso y seguro, sobre todo ahora que desgraciadamente vivimos en el país, la época de mayor inseguridad para las mujeres mexicanas, este se ha vuelto el más urgente de los reclamos, vivir sin miedo ni violencia es un derecho humano básico, se debe garantizar una protección adecuada para todas las mujeres, en todos los sectores de la sociedad mexicana.

¡En conmemoración del Día de la Mujer!

Erika Marcela Vidal Carrera

Secretaria General

SINDET-SEDATU

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *