Día internacional de la Mujer

Compañeras trabajadoras afiliadas al SINDET-SEDATU, es un honor dirigirme a ustedes en el marco del Día Internacional de la Mujer, en primer lugar quiero destacar y agradecer la gran contribución que han hecho en todos los ámbitos de la vida, mi total reconocimiento para mis compañeras quienes a pesar del riesgo de contagio aún latente, se han reincorporado a sus áreas de trabajo, y para todas las madres trabajadoras que han procurado la salud de sus familias durante toda la crisis sanitaria. Sin embargo, son las mujeres y las niñas quienes experimentan los mayores impactos de la pandemia, ya que esta amplifica las desigualdades de género existentes y pone en riesgo su vida, son ellas quienes con frecuencia han soportado la peor parte de las consecuencias de la propagación del virus en todo el país, ejemplo de ello es que al no poder asistir a las escuelas y los lugares de trabajo y ser recluidas en sus hogares, han sido víctimas de un aumento de la violencia intrafamiliar contra ellas, aunado a esto, son en su mayoría las mujeres quienes cuidan de personas enfermas, trabajo no remunerado pero esencial para nuestras familias.

Una de las cosas más urgentes que debemos enfrentar, es que cómo sociedad en general tenemos un problema muy grave de violencia contra las mujeres, esta problemática es tan evidente, que basta con enfrentarnos a los contenidos de los noticieros, periódicos o medios electrónicos de información, los cuales atestiguan día a día las violaciones más dramáticas, atroces y crueles de sus derechos humanos, desde la discriminación social y de género en todas las formas, en todas las situaciones, hasta el maltrato físico, la violencia sexual, la desaparición y asesinato de cientos de mujeres y niñas. Por supuesto, nuestra organización sindical reafirma su firme compromiso con el empoderamiento de las mujeres en nuestra sociedad, necesario para erradicar por completo las terribles desigualdades de sus derechos, pero todavía estamos lejos de lograr este objetivo, sin embargo, muchas personas, incluso cuando dicen que están a favor de la igualdad de género, tienen muchas dificultades para reconocer los obstáculos que dificultan la equidad y comprometerse firmemente a eliminar esos obstáculos, sin la inclusión de la mitad de la población mundial, es poco probable que en el futuro se realicen soluciones para un mundo con igualdad de género. 

Hoy en el Día Internacional de la Mujer, reiteramos nuestro compromiso con la impostergable necesidad de igualdad de género en todos los ámbitos de la vida, en el servicio público federal, todas las organizaciones sindicales en todas las dependencias de gobierno, están por ley obligadas a adoptar políticas de igualdad de género en la constitución de sus dirigencias, con la finalidad de dar cumplimiento al compromiso con la equidad de género por parte del gremio sindical de trabajadores al servicio del estado, y aunque esto ahora es una obligación, desde su creación hace más de 16 años, nuestra organización sindical se ha destacado por mantener una participación equitativa entre mujeres y hombres, logrando así el equilibrio de género en los cargos que conforman el Comité Ejecutivo Nacional, esto se ve reflejado en la calidad de nuestra toma de decisión y acción como representantes, por ello es necesario establecer estas políticas de igualdad de género en todas las instituciones tanto públicas como privadas, además de implementar políticas de protección de las mujeres y las niñas en situación de vulnerabilidad.

Es posible que muchas de ustedes, durante su trayectoria laboral hayan luchado contra todo tipo de estereotipos dentro de sus áreas de trabajo, pero así es como las mujeres respondemos a los estereotipos; siguiendo nuestro camino, mostrando liderazgo y sobresaliendo en nuestro campo laboral, por supuesto, las mujeres están hechas para liderar, y esto sólo se puede lograr si hay más mujeres en el ámbito profesional, pero para lograr esto, necesitamos avanzar en el equilibrio entre la vida laboral y personal, garantizar y respetar los permiso de cuidados maternos para madres trabajadoras, libertad de elegir para todas las mujeres y de ser su elección ser madres a la par de su desarrollo laboral, por supuesto que la vida profesional y la maternidad pueden ir juntas, es obvio, pero lamentablemente es un derecho que aún hay que exigirlo.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, es para mí motivo de orgullo ser representante de tantas mujeres, mi mayor deseo es que todas las trabajadoras de la dependencia logren conquistar el éxito laboral, nuestra prioridad en el SINDET-SEDATU es y seguirá siendo, brindarles la certeza de que sus derechos laborales serán respetados, por ello es que estamos trabajando en combatir la violencia y el acoso, para generar así un ambiente de trabajo respetuoso y seguro, para garantizar una protección adecuada de todas las trabajadoras del sector agrario.

Erika Marcela Vidal Carrera

Secretaria General

SINDET-SEDATU

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *